Buscar Primer Empleo:

El lenguaje no verbal en una entrevista de trabajo

By Primerempleo.com ;-)

 

Seguramente en más de una entrevista te hayas planteado una duda tan sencilla y a la vez tan importante como ¿Qué hago con las manos? ¿Las coloco encima de la mesa, cruzo los brazos, las dejo en el regazo? Este simple gesto puede restarte u otorgarte puntos en una entrevista personal, al igual que miles de gestos inconscientes que dan a entender más de lo que pensamos. ¿Quieres conocer cómo afecta tu lenguaje no verbal a las entrevistas de trabajo?

Quizá te sorprenda, pero según los resultados de una encuesta realizada a 2000 profesionales de recursos humanos encargados de la selección de personal, el 33% declararon que “durante los primeros 90 segundos de la entrevista ya sabían si contratarían al candidato”. Otro dato que te impactará saber es que, en realidad lo que dices en una entrevista personal solo importa en un 7%, siendo el 93% restante, incluyendo tu lenguaje no verbal y tu experiencia y/o formación, lo que te descubre como el candidato perfecto para el puesto. Teniendo en cuenta que la duración media de una entrevista personal es de 40 minutos, estos datos indican que tu aspecto, apariencia, actitud y, sobre todo, gestualidad, son decisivos a la hora de salir airoso de una entrevista.

No podemos darte un decálogo de los gestos que debes o no debes hacer, ya que intentar controlar tu propia gestualidad sería como intentar controlar tu propia naturaleza, y otro de los puntos que más valoran los encargados de RRHH de las empresas es tu naturalidad y tranquilidad a la hora de enfrentarte a una entrevista de trabajo; lo que sí podemos ofrecerte para superarla airoso es un ejemplo de los fallos más comunes y peor vistos en una entrevista personal, en el caso de la gestualidad. De esta forma podrás evitarlos sin intentar coartar tu propia expresividad:

En primer lugar, trata de no tocarte una y otra vez el pelo, pues es un síntoma de ansiedad y nerviosismo, además de un error cometido en un 21% de los casos en una entrevista de trabajo. Otro fallo muy común es no establecer contacto visual con tu entrevistador (hasta un 67% de los entrevistados se siente violento al establecer contacto visual). Este fallo te puede declarar como una persona poco transparente o que intentas ocultar algo, además de dar a entender una clara falta de confianza en ti mismo. Este error, por cierto, es una principal virtud en los países asiáticos, como Japón, en los que mirar a los ojos a tu superior se considera una clara falta de respeto.

Lo segundo que más se valora en el terreno de la gestualidad, en un 55% de los casos, es el modo en el que atraviesas la puerta al entrar en la sala en la que realizarás la entrevista de trabajo, además de la forma en la que vistes y actúas. Debes dejar clara tu confianza en ti mismo y no aparecer encorvado o frotarte las manos. Aunque quizás lo más importante sea sonreír, ya que la falta de una sonrisa en tu rostro es en un 38% de los casos un gran fallo para los entrevistadores. La sonrisa nos hace parecer afables, simpáticos y, como siempre, seguros de nosotros mismos.

Cruzar los brazos y una mala postura al sentarnos son también fallos que te restarán puntos a la hora de superar tu entrevista de trabajo. Es muy recomendable estrechar la mano de tu entrevistados sin dejarla muerta o demasiado débil, aunque tampoco sin apretarla demasiado. Al estrechar la mano debes tratar de transmitir tu confianza sin intimidar a tu entrevistador.

Y llegamos a uno de los puntos que más quebraderos de cabeza suele dar a la hora de preparar la entrevista de trabajo: “¿Qué me pongo?”. Quizás te sorprenda saber que el 70% de los jefes entrevistados criticaban que los candidatos al puesto fueran vestidos demasiado a la moda, o de forma “trendy”, además del 65% que declaró que la ropa puede ser un factor decisivo en una entrevista personal a la hora de contratar o no al candidato. Lo más importante a la hora de vestir en las entrevistas personales es tratar de parecer un lienzo en blanco en el que la empresa pueda pintar su propia identidad corporativa y personalidad. Se recomienda utilizar colores neutros y líneas sencillas, sin ser tampoco demasiado elegantes. En este artículo anterior ya tratamos todo lo relativo a
cómo vestir para una entrevista de trabajo.

Desde Primer Empleo esperamos que estos porcentajes y consejos sobre como gestionar tu lenguaje no verbal durante la entrevista, te sean de ayuda a la hora de preparar tu siguiente entrevista de trabajo, y mucha suerte a la hora de realizarla; aunque ya sabes que lo más importante es que seas tú mismo y te muestres de una forma natural, tanto a la hora de conseguir empleo, como en tu vida diaria.

En el siguiente enlace encontrarás nuestra guía sobre cómo preparar una entrevista de trabajo.

Seguramente en más de una entrevista te hayas planteado una duda tan sencilla y a la vez tan importante como ¿Qué hago con las manos? ¿Las coloco encima de la mesa, cruzo los brazos, las dejo en el regazo? Este simple gesto puede restarte u otorgarte puntos en una entrevista personal, al igual que miles de gestos inconscientes que dan a entender más de lo que pensamos. ¿Quieres conocer cómo afecta tu lenguaje no verbal a las entrevistas de trabajo?

Quizá te sorprenda, pero según los resultados de una encuesta realizada a 2000 profesionales de recursos humanos encargados de la selección de personal, el 33% declararon que “durante los primeros 90 segundos de la entrevista ya sabían si contratarían al candidato”. Otro dato que te impactará saber es que, en realidad lo que dices en una entrevista personal solo importa en un 7%, siendo el 93% restante, incluyendo tu lenguaje no verbal y tu experiencia y/o formación, lo que te descubre como el candidato perfecto para el puesto. Teniendo en cuenta que la duración media de una entrevista personal es de 40 minutos, estos datos indican que tu aspecto, apariencia, actitud y, sobre todo, gestualidad, son decisivos a la hora de salir airoso de una entrevista.

No podemos darte un decálogo de los gestos que debes o no debes hacer, ya que intentar controlar tu propia gestualidad sería como intentar controlar tu propia naturaleza, y otro de los puntos que más valoran los encargados de RRHH de las empresas es tu naturalidad y tranquilidad a la hora de enfrentarte a una entrevista de trabajo; lo que sí podemos ofrecerte para superarla airoso es un ejemplo de los fallos más comunes y peor vistos en una entrevista personal, en el caso de la gestualidad. De esta forma podrás evitarlos sin intentar coartar tu propia expresividad:

En primer lugar, trata de no tocarte una y otra vez el pelo, pues es un síntoma de ansiedad y nerviosismo, además de un error cometido en un 21% de los casos en una entrevista de trabajo. Otro fallo muy común es no establecer contacto visual con tu entrevistador (hasta un 67% de los entrevistados se siente violento al establecer contacto visual). Este fallo te puede declarar como una persona poco transparente o que intentas ocultar algo, además de dar a entender una clara falta de confianza en ti mismo. Este error, por cierto, es una principal virtud en los países asiáticos, como Japón, en los que mirar a los ojos a tu superior se considera una clara falta de respeto.

Lo segundo que más se valora en el terreno de la gestualidad, en un 55% de los casos, es el modo en el que atraviesas la puerta al entrar en la sala en la que realizarás la entrevista de trabajo, además de la forma en la que vistes y actúas. Debes dejar clara tu confianza en ti mismo y no aparecer encorvado o frotarte las manos. Aunque quizás lo más importante sea sonreír, ya que la falta de una sonrisa en tu rostro es en un 38% de los casos un gran fallo para los entrevistadores. La sonrisa nos hace parecer afables, simpáticos y, como siempre, seguros de nosotros mismos.

Cruzar los brazos y una mala postura al sentarnos son también fallos que te restarán puntos a la hora de superar tu entrevista de trabajo. Es muy recomendable estrechar la mano de tu entrevistados sin dejarla muerta o demasiado débil, aunque tampoco sin apretarla demasiado. Al estrechar la mano debes tratar de transmitir tu confianza sin intimidar a tu entrevistador.

Y llegamos a uno de los puntos que más quebraderos de cabeza suele dar a la hora de preparar la entrevista de trabajo: “¿Qué me pongo?”. Quizás te sorprenda saber que el 70% de los jefes entrevistados criticaban que los candidatos al puesto fueran vestidos demasiado a la moda, o de forma “trendy”, además del 65% que declaró que la ropa puede ser un factor decisivo en una entrevista personal a la hora de contratar o no al candidato. Lo más importante a la hora de vestir en las entrevistas personales es tratar de parecer un lienzo en blanco en el que la empresa pueda pintar su propia identidad corporativa y personalidad. Se recomienda utilizar colores neutros y líneas sencillas, sin ser tampoco demasiado elegantes. En este artículo anterior ya tratamos todo lo relativo a
cómo vestir para una entrevista de trabajo.

Desde Primer Empleo esperamos que estos porcentajes y consejos sobre como gestionar tu lenguaje no verbal durante la entrevista, te sean de ayuda a la hora de preparar tu siguiente entrevista de trabajo, y mucha suerte a la hora de realizarla; aunque ya sabes que lo más importante es que seas tú mismo y te muestres de una forma natural, tanto a la hora de conseguir empleo, como en tu vida diaria.

En el siguiente enlace encontrarás nuestra guía sobre cómo preparar una entrevista de trabajo.

Recuerda que aquí puedes descarga gratis nuestros modelos de Plantillas para hacer tu CURRICULUM VITAE en formato WORD:

 
Buscar Primer Empleo:

2002 - 2017 | Primerempleo.com

También te puede interesar:

ALTA DE EMPRESAS