Buscar Primer Empleo:

Preguntas en una entrevista de trabajo

 

Una entrevista de trabajo es una parte del proceso de selección en la que un experto te hace unas preguntas para valorar tu perfil en función de tus respuestas. Dependiendo del seleccionador, las preguntas en una entrevista de trabajo pueden ser fáciles, difíciles, raras… Pero vamos a centrarnos en las más comunes, pero no por ello sencillas de responder.  

Háblame sobre ti 

Muchas entrevistas de trabajo empiezan por este tipo de preguntas a modo de introducción. La respuesta consiste en explicar brevemente quién eres (experiencia, perfil profesional, formación…). La presentación debe ser rápida y orientada al puesto de trabajo que deseas conseguir.

¿Por qué buscas trabajo? 

Puedes hablar sobre la necesidad de avanzar en tu carrera y tener nuevas experiencias. En caso de no tener trabajo, hay que mantener un discurso positivo y no extenderse en los motivos del despido, sino en el interés por la seguir adelante con una carrera profesional plena e interesante. 

¿Qué sabes de nosotros? 

Esta es una delas preguntas más comunes ya que antes de ir a una entrevista de trabajo debes estar informado sobre la empresa. De hecho, como explicamos en nuestros consejos para redactar un currículum, conocer la empresa es algo que debes hacer antes siquiera de presentarse a un puesto. De lo contrario, demostrarás desinterés y se reducirán tus posibilidades.

¿Por qué quieres trabajar con nosotros? 

Tienes que preparar una respuesta que combine tu plan de desarrollo profesional con lo que has aprendido de la compañía con tu pequeña investigación previa. 

¿En qué situación familiar te encuentras? 

Este tipo de preguntas en una entrevista de trabajo no son para entrometerse en tu intimidad, sino para saber qué tipo de persona eres, porque la disponibilidad para el trabajo de una persona soltera, o de una persona casada y con hijos puede ser muy diferente. Hay que ser sincero sin dar demasiados detalles. 

¿A qué das más importancia en tu vida? 

No hay que decir por obligación que el trabajo es lo más importante para ti. La sinceridad cuenta, pero también puedes incluir, por ejemplo, la familia y el trabajo en una misma respuesta. Por ejemplo, “para mí lo importante es intentar disfrutar de todo los aspectos de la existencia, aprovechar los momentos con la familia y tener un trabajo intelectualmente estimulante, porque pasamos más horas en la oficina que en casa”. 

¿Cuál es tu experiencia con el puesto? 

Si tu perfil encaja con el puesto a la perfección, saca todos los puntos a tu favor, y muestra que eres el candidato perfecto. Si no es el caso, reflexiona previamente para ver cómo tus experiencias y habilidades encajan con el puesto

¿Qué es lo que más te gusta del puesto? 

Para responder bien a este tipo de preguntas en una entrevista de trabajo tienes que haber preparado la respuesta, y explicar cómo este puesto encaja perfectamente contigo.

¿Estás en algún otro proceso de selección? 

Puedes decir la verdad, tanto si estás como si no. Si has hecho alguna entrevista no es necesario que nombres a la empresa, únicamente el sector y el puesto al que te presentas.

¿Cuál es tu mayor virtud? 

Para responder a esta pregunta en una entrevista de trabajo debes elegir la cualidad que tengas que mejor se adapte al puesto. Si es para un puesto de jefe de departamento, puedes destacar tu liderazgo, o si es para un puesto técnico, tu capacidad de atención al detalle.

 ¿Cuál es tu mayor defecto? 

De todas las preguntas y respuestas más comunes en una entrevista de trabajo, esta puede ser de las más complicadas. Lo de convertir un defecto en virtud ya está muy visto y puede sonar falso. Lo mejor es escoger algún defecto poco importante demostrando que eres consciente de él pero que tratas de mejorarlo.

¿Qué has hecho para ampliar tu experiencia? 

Es el momento de demostrar tu proactividad en el terreno profesional, y que por eso te apuntaste tal formación o asociación profesional. También puedes hablar de proyectos personales o actividades de ocio que demuestren como liderazgo, organización…

¿Cómo se te da trabajar en equipo?

Esta es una de las respuestas en entrevistas de trabajo más claras. Aunque sea para un puesto en que trabajes en solitario, deberás destacar que te gusta el trabajo en equipo. Argumenta la respuesta con alguna situación que hayas vivido anteriormente.

¿Si hablo con tus antiguos compañeros de ti, qué me dirían?

Se trata de buscar lo positivo, si no recuerdas nada, busca elementos favorables que cuadren con la imagen que quieres presentar. 

¿Hay alguna cosa que te haya molestado de tus antiguos compañeros de trabajo? 

Aquí también hay que ser positivo. Puedes hablar sobre las tensiones que pueden aparecer en momentos de mucho estrés, pero que son eventos aislados y que no les das importancia, porque para ti lo importante es que el trabajo se lleve a cabo. Por lo tanto no recuerdas nada que te haya molestado. 

¿Hay algún tipo de persona con la que no te gustaría trabajar? 

No puedes decir que no te gusta trabajar con cierto tipo de personas. Te gusta trabajar en equipo y puedes hacerlo con todos, porque todos tienen algo positivo que aportar.

¿Prefieres que te teman o caer bien? 

Esta pregunta se refiere a los compañeros de trabajo y empleados. Quizás la palabra más adaptada a la situación sea el respeto. Prefiero que me respeten como profesional. El miedo es algo muy malo y poco motivante a medio plazo, por lo que no parece una respuesta muy adecuada. Caer bien tampoco es algo muy productivo en una empresa. No venimos a hacer amigos sino a trabajar juntos.

Cuéntame algún problema que hayas tenido con algún jefe 

Es la típica pregunta trampa para ver si se pueden fiar de ti. Aunque hayas tenido problemas con un jefe anterior, sería muy mala idea contarlo durante una entrevista de trabajo. Puede que la forma más elegante de responder sea diciendo que en una carrera profesional pueden surgir problemas, pero que siempre has procurado resolverlos directamente con las personas. Di que no recuerdas ninguno. 

¿Qué motivación necesitas para hacer un buen trabajo? 

Este tipo de preguntas en una entrevista de trabajo son frecuentes, pero evita mencionar el dinero. Céntrate en temas como la satisfacción personal por ayudar a resolver problemas, mejorar las cosas, etc.

¿Cómo enfrentas las situaciones de presión?

Lo importante en la respuesta es que sea positiva. Si dices que no rindes bien o que te bloqueas puede que no consigas el puesto.

¿Qué clase de situaciones profesionales te cuestan más? 

Se trata de elegir un problema que no sea muy grave y demostrar que quieres mejorar. Por ejemplo te puede costar hablar en público pero estás tomando clases de teatro y ya no te sientes tan tímido. 

¿Cuál es tu mayor logro profesional? 

Lo mejor es buscar algo que haya dado buenos resultados. Es un momento para mostrar un poco tu faceta emocional y dar una imagen muy positiva. 

Cuéntame alguna idea que hayas tenido y que se haya llevado a cabo

Aquí puedes hablar sobre un cambio en la forma de trabajar que permitió ahorrar dinero y tiempo, si puedes dar datos concretos, mucho mejor.

¿Qué aspiraciones económicas tienes? 

La clave de la respuesta es no pasarte ni quedarte demasiado corto, por lo que deberás informarte tanto de los rangos salariales que existen para ese puesto como de la situación que atraviesa la empresa.

¿Dónde te ves dentro de cinco años? 

El objetivo de esta pregunta en una entrevista de trabajo es saber cómo te proyectas y si tienes una visión de tu carrera profesional. No tienes por qué ser muy preciso, porque nadie sabe lo que pasará en el futuro, pero puedes hablar sobre tu deseo de tener más responsabilidad, etc. El objetivo es demostrar un mínimo de ambición y perspectivas. 

¿Preferirías trabajar por satisfacción o por dinero? 

Si respondes el dinero suena como si solo quisieras conseguir un sueldo mejor. Pero si contestas la satisfacción, puede sonar un poco falso, aunque no tienes muchas alternativas. Intenta transmitir el mensaje de que buscas desarrollarte como profesional en un trabajo que te guste, siempre que el salario te permita vivir normalmente. 

¿Qué haces en tu tiempo libre? 

Aprovecha la pregunta para demostrar que en tu vida personal también aplicas tus puntos fuertes que comentaste antes. Juegas al fútbol con tus amigos porque te encanta trabajar en equipo para conseguir un objetivo. Has reformado tú mismo la casa porque sabes organizar un proyecto.

¿Hablas idiomas? 

La mejor manera de responder bien a esta pregunta es hacerlo en el idioma o idiomas que hayas mencionado en tu curriculum.

¿Por qué tendría que contratarte a ti y no a otro?

Últimamente esta empieza a ser una de la preguntas más comunes y cuando te hacen esta pregunta en una entrevista de trabajo, suele ser hacia el final. Es el momento de recordar que tanto nuestras habilidades como nuestra experiencia o nuestra formación encajan perfectamente con la descripción del puesto. Basta con hacer una pequeña lista de estos puntos favorables y comunicarlo  al entrevistador. Adicionalmente recuerda no utilizar esta pregunta para descalificar a el resto de candidatos  que participan en el proceso de selección ya que podría volverse en tu contra.

¿Para terminar, tienes alguna pregunta?

Cuando te informes sobre la empresa, piensa en dos o tres preguntas interesantes que podrías hacer al final de la entrevista de trabajo. Si no te lo han respondido antes (normalmente el entrevistador presenta la empresa), elige una y hazla al finalizar la entrevista. Aunque no te hagan esta pregunta, haz alguna. Demostrarás interés en el puesto. 

Puedes consultar más información sobre las entrevistas de trabajo y otras noticias relacionadas en Primer Empleo.

Recuerda que aquí puedes descarga gratis nuestros modelos de Plantillas para hacer tu CURRICULUM VITAE:

 
Buscar Primer Empleo:

2002 - 2017 | Primerempleo.com

También te puede interesar:

ALTA DE EMPRESAS