Buscar Primer Empleo:

Entrevistas de trabajo: las mejores respuestas

By Primerempleo.com ;-)


Hace una semana os preguntábamos por vuestra experiencia durante las entrevistas de trabajo en nuestra encuesta semanal de Facebook, cuyo resultado nos ha venido a demostrar que, si bien la gran mayoría de vosotros prepara su entrevista con datos de la empresa a la que se dirigen, también os ponéis bastante nerviosos a la hora de realizarla, ¡llegando incluso a aterraros!

Aunque ya hemos tratado este tema anteriormente en nuestra guía para preparar una entrevista de trabajo, hoy nos vamos a centrar en las mejores respuestas y, para que este trámite se os haga menos pesado y podáis ir bien relajados y dispuestos a vuestra siguiente entrevista personal, aquí os dejamos las preguntas más frecuentes que escucharás durante una entrevista y las mejores respuestas en caso de que te quedes en blanco y no sepas qué responder. ¿Preparado para ser el mejor candidato?

“No he hecho ninguna entrevista, pero me preocupan, sé que hay que buscar información de la empresa pero aun así… Me imponen muchísimo, ¡Me aterran!” Nos comentaba Crystal en nuestra Encuesta de la Semana de Facebook. Y es que lo prioritario a la hora de enfrentarse a una entrevista de trabajo, más allá de la búsqueda de información relacionada con la empresa, la ropa que debemos elegir, o tu lenguaje no verbal durante la entrevista (algo también muy importante), es encontrarse relajado y seguro de sí mismo. El entrevistador debe verte dispuesto y capaz para afrontar tu futuro cometido dentro de la empresa, no hecho un manojo de nervios e inseguridades. Ponte en su lugar, ¿A quién elegirías tú de estar en tu mano? ¿A alguien que, si bien tiene mucha información de tu empresa, no es capaz de responder directamente a tus preguntas, o a alguien que demuestra seguridad en sí mismo, interés y proactividad? Pues eso.

Una vez te hayas desecho de todos esos nervios e inseguridades que podrían arruinar tu entrevista, llegamos a la parte más importante: Las preguntas de una entrevista de trabajo. Las entrevistas personales suelen desarrollarse con tres tandas de preguntas relacionadas con: tu experiencia, tus cualidades y tu futuro.

En relación con tus experiencias profesionales anteriores (si es que cuentas con alguna), la pregunta más común suele ser “¿Por qué dejaste tu anterior trabajo?”. No seas demasiado negativo a la hora de responder a esta pregunta, ya que podrías transmitir la imagen de una persona desleal y conflictiva. Lo mejor es centrarse en los puntos positivos que te gustaban de tu anterior puesto y, a la vez, dejar claro por qué, a pesar de ello, decidiste dejarla (por ejemplo) para buscar otro más acorde a tu personalidad y objetivos a largo plazo (aquí puedes aprovechar para dejar claro que la empresa en la que buscas establecerte coincide con la descripción de la empresa que te está entrevistando).

Dentro del área de la entrevista de trabajo en la que se te preguntará por tus capacidades, habilidades y cualidades, las preguntas que más escucharás son “¿Cuál es tu mayor debilidad? Acompañada inevitablemente de “¿cuál es tu mayor fortaleza o virtud?” Y la temida “¿Cómo te describirías a ti mismo?”.

Como bien comentaba David en nuestra encuesta de la semana de Facebook: “Siempre me informo algo de la empresa que me hará la entrevista pero lo que más me preocupa es darles a conocer cómo soy profesionalmente y que sepan qué cosas he hecho y qué habilidades tengo”. A la hora de responder a las preguntas de trabajo relacionadas con tus cualidades, lo más importante es tener una idea de lo que la empresa busca de ti para ese puesto de trabajo y ajustar tus respuestas lo máximo posible a ese perfil, sin mentir ni exagerar nada. Por ejemplo, para la pregunta “¿Cuál es tu mayor debilidad?” Lo mejor es responder con alguna característica que hayas mejorado recientemente o con algún tipo de característica que pueda verse como algo positivo en lugar de negativo. Un buen ejemplo sería la trillada respuesta de “soy demasiado perfeccionista”, o “no me gusta dejar las cosas a medias”. A su vez, cuando te pregunten por tu mayor fortaleza durante la entrevista personal, puedes señalar alguna que esté relacionada con el puesto de trabajo al que estés optando, o con alguna habilidad que ya viniera especificada en la oferta de empleo.

Sin embargo, quizás la pregunta que más temores cause durante una entrevista personal sea “¿Cómo te describirías a ti mismo?” ya que deberás describirte a ti mismo al mismo tiempo que das a entender que eres el candidato perfecto y que tus habilidades se corresponden con el puesto de trabajo al que estás optando. Si te quedas en blanco durante esta pregunta, recuerda aquellos elementos especificados en la oferta de empleo en la que te inscribiste, y trata de ajustar tu descripción personal lo máximo posible a esa lista. Por ejemplo, si en la oferta de empleo se especificaba que se requería de una persona proactiva, con don de gentes y capacidad de trabajo en equipo, una buena respuesta sería darte a conocer como una persona extrovertida, amigable, y con mucha motivación a la hora de conocer a personas nuevas y ofrecer nuevas soluciones a los problemas que vayan surgiendo durante el trabajo.

En casi todas las entrevistas de trabajo te preguntarán, además, cómo te ves a ti mismo dentro de cinco o diez años. En este caso, al igual que en los anteriores, deberás dejar claro que tus perspectivas de futuro se ajustan a aquellas que el puesto de trabajo al que optas puede proporcionarte.

Desde Primer Empleo te deseamos mucha suerte con tu futura entrevista y adicionalmente te recomendamos tener en cuenta nuestra guía para preparar una entrevista de trabajo.

Hace una semana os preguntábamos por vuestra experiencia durante las entrevistas de trabajo en nuestra encuesta semanal de Facebook, cuyo resultado nos ha venido a demostrar que, si bien la gran mayoría de vosotros prepara su entrevista con datos de la empresa a la que se dirigen, también os ponéis bastante nerviosos a la hora de realizarla, ¡llegando incluso a aterraros!

Aunque ya hemos tratado este tema anteriormente en nuestra guía para preparar una entrevista de trabajo, hoy nos vamos a centrar en las mejores respuestas y, para que este trámite se os haga menos pesado y podáis ir bien relajados y dispuestos a vuestra siguiente entrevista personal, aquí os dejamos las preguntas más frecuentes que escucharás durante una entrevista y las mejores respuestas en caso de que te quedes en blanco y no sepas qué responder. ¿Preparado para ser el mejor candidato?

“No he hecho ninguna entrevista, pero me preocupan, sé que hay que buscar información de la empresa pero aun así… Me imponen muchísimo, ¡Me aterran!” Nos comentaba Crystal en nuestra Encuesta de la Semana de Facebook. Y es que lo prioritario a la hora de enfrentarse a una entrevista de trabajo, más allá de la búsqueda de información relacionada con la empresa, la ropa que debemos elegir, o tu lenguaje no verbal durante la entrevista (algo también muy importante), es encontrarse relajado y seguro de sí mismo. El entrevistador debe verte dispuesto y capaz para afrontar tu futuro cometido dentro de la empresa, no hecho un manojo de nervios e inseguridades. Ponte en su lugar, ¿A quién elegirías tú de estar en tu mano? ¿A alguien que, si bien tiene mucha información de tu empresa, no es capaz de responder directamente a tus preguntas, o a alguien que demuestra seguridad en sí mismo, interés y proactividad? Pues eso.

Una vez te hayas desecho de todos esos nervios e inseguridades que podrían arruinar tu entrevista, llegamos a la parte más importante: Las preguntas de una entrevista de trabajo. Las entrevistas personales suelen desarrollarse con tres tandas de preguntas relacionadas con: tu experiencia, tus cualidades y tu futuro.

En relación con tus experiencias profesionales anteriores (si es que cuentas con alguna), la pregunta más común suele ser “¿Por qué dejaste tu anterior trabajo?”. No seas demasiado negativo a la hora de responder a esta pregunta, ya que podrías transmitir la imagen de una persona desleal y conflictiva. Lo mejor es centrarse en los puntos positivos que te gustaban de tu anterior puesto y, a la vez, dejar claro por qué, a pesar de ello, decidiste dejarla (por ejemplo) para buscar otro más acorde a tu personalidad y objetivos a largo plazo (aquí puedes aprovechar para dejar claro que la empresa en la que buscas establecerte coincide con la descripción de la empresa que te está entrevistando).

Dentro del área de la entrevista de trabajo en la que se te preguntará por tus capacidades, habilidades y cualidades, las preguntas que más escucharás son “¿Cuál es tu mayor debilidad? Acompañada inevitablemente de “¿cuál es tu mayor fortaleza o virtud?” Y la temida “¿Cómo te describirías a ti mismo?”.

Como bien comentaba David en nuestra encuesta de la semana de Facebook: “Siempre me informo algo de la empresa que me hará la entrevista pero lo que más me preocupa es darles a conocer cómo soy profesionalmente y que sepan qué cosas he hecho y qué habilidades tengo”. A la hora de responder a las preguntas de trabajo relacionadas con tus cualidades, lo más importante es tener una idea de lo que la empresa busca de ti para ese puesto de trabajo y ajustar tus respuestas lo máximo posible a ese perfil, sin mentir ni exagerar nada. Por ejemplo, para la pregunta “¿Cuál es tu mayor debilidad?” Lo mejor es responder con alguna característica que hayas mejorado recientemente o con algún tipo de característica que pueda verse como algo positivo en lugar de negativo. Un buen ejemplo sería la trillada respuesta de “soy demasiado perfeccionista”, o “no me gusta dejar las cosas a medias”. A su vez, cuando te pregunten por tu mayor fortaleza durante la entrevista personal, puedes señalar alguna que esté relacionada con el puesto de trabajo al que estés optando, o con alguna habilidad que ya viniera especificada en la oferta de empleo.

Sin embargo, quizás la pregunta que más temores cause durante una entrevista personal sea “¿Cómo te describirías a ti mismo?” ya que deberás describirte a ti mismo al mismo tiempo que das a entender que eres el candidato perfecto y que tus habilidades se corresponden con el puesto de trabajo al que estás optando. Si te quedas en blanco durante esta pregunta, recuerda aquellos elementos especificados en la oferta de empleo en la que te inscribiste, y trata de ajustar tu descripción personal lo máximo posible a esa lista. Por ejemplo, si en la oferta de empleo se especificaba que se requería de una persona proactiva, con don de gentes y capacidad de trabajo en equipo, una buena respuesta sería darte a conocer como una persona extrovertida, amigable, y con mucha motivación a la hora de conocer a personas nuevas y ofrecer nuevas soluciones a los problemas que vayan surgiendo durante el trabajo.

En casi todas las entrevistas de trabajo te preguntarán, además, cómo te ves a ti mismo dentro de cinco o diez años. En este caso, al igual que en los anteriores, deberás dejar claro que tus perspectivas de futuro se ajustan a aquellas que el puesto de trabajo al que optas puede proporcionarte.

Desde Primer Empleo te deseamos mucha suerte con tu futura entrevista y adicionalmente te recomendamos tener en cuenta nuestra guía para preparar una entrevista de trabajo.

Recuerda que aquí puedes descarga gratis nuestros modelos de Plantillas para hacer tu CURRICULUM VITAE en formato WORD:

 
Buscar Primer Empleo:

2002 - 2018 | Primerempleo.com

También te puede interesar:

ALTA DE EMPRESAS
También te puede interesar: